Make your own free website on Tripod.com
::Hunter x Hunter::
Home
Prueba del Cazador
Principales
Participantes
Familia Zaoldieck
Torre Celestial
Genei Ryodan
Cazadores y Licencia
Nen
Rezos y Predicciones
El Autor
Liricas
Greed Island
Mapas
Episodios

Greed Island Final ~ Episodio 8

Episodio 8: Unión X Impacto X Caucho Bungee

Gon debe decidir. Tsezugera le ha pedido que salga por su propia voluntad al campo exterior, para así sostener el balón para él, alcanzando una mayor velocidad y fuerza.

 

Tsezugera: Gon, si sales de la cancha puedo sostener el balón para ti. Las manos de Killua están hechas papilla ahora. No está en condición de sostener el balón otra vez.

Killua: Yo estoy bien. No me duele tanto como crees.

Biscuit toma el brazo derecho de Killua y saca su mano del bolsillo - ¡Biscuit! – la mano de Killua está muy inflamada.

Tsezugera: ¡Mira! ¡Probablemente no puedes sentir nada más aparte del dolor!

Killua: ¡Puedo hacer esto! – hace el ademán de sostener el balón. Puedo hacerlo una vez más. Gon, lo haré.

Tsezugera: Es imposible... Gon, tú dile también.

Gon: Yo... Ya lo sabía. Las manos de Killua... Sabía lo que les pasaba. Sr. Tsezugera, lo siento, pero no saldré fuera de la cancha. Necesito a Killua para sostenerlo, sólo Killua, nadie más. Si fuera Biscuit o Hisoka probablemente no podría golpearlo con todo mi poder. Además, puedo concentrarme y golpear el balón con todo mi poder porque sé que Killua lo está sosteniendo.

Killua se emociona al escuchar esto, baja un poco la cabeza y el cabello de su frente oculta sus ojos. Ríe nervioso.

Killua: Ahora entiendes, viejo. Vete y descansa.

Tsezugera: Entiendo, ¡Cuento con uds! – va a sentarse.

Killua: Gon, no lo has olvidado, ¿cierto? Tenemos que recuperar el balón de Reiza ¡Para que podamos atacar!

Gon: ¡Por supuesto! ¡Hisoka! – los tres se reúnen. Gon tiene un plan y se los cuenta.

Hisoka: Ya veo. Suena interesante.

Killua: Pero no me siento muy seguro.

Hisoka: ¿Es así? Pero a mí me encantaría intentarlo – ríe y va a tomar su posición dentro de la cancha.

Killua: ¡Vaya! ¡Siempre se te ocurren las cosas más extrañas!

Gon ríe disculpándose - ¡Vamos Killua!

 

Los tres han vuelto a la cancha. Reiza espera del otro lado para lanzar.

Árbitro: ¡Ahora el partido continuará!

Reiza hace desaparecer a los siete jugadores del campo exterior que materializó y el aura regresa a su cuerpo.

Hisoka: Retomó el aura dispersada. Su próximo tiro mostrará su verdadera fuerza - Gon asiente.

Reiza al otro lado está concentrando su aura en el balón.

Reiza ríe – ‘Nunca pensé que tendría que recurrir a esto’ – ríe – Esto se siente muy bien – eleva el balón y se prepara para hacer un remache de voleyball.

En el otro lado el grupo de Gon se ha preparado para recibirlo. Gon está al frente, Killua detrás de él, espalda con espalda y por último está Hisoka, envolviendo a los tres con su Caucho Bungee. Reiza se prepara para hacer el remache.

Reiza: ‘Sé lo que está pensando. Veamos quien va a ¡Ganar!’

 

El golpe llega directo en los tres. Gon detiene el balón con sus manos mientras Hisoka los cubre y Killua los equilibra. Debido a la fuerza del balón, los tres son empujados hacia atrás, quedando marcas en el piso, pero el objetivo ha sido cumplido. Gon se queda con el balón. Los hombres de Tsezugera celebran felices. ¡Su equipo ha detenido el balón!.

 

Reiza: Me saco el sombrero ante uds – ‘Su sensibilidad sobrepasó completamente mi poder. Aquel que se volvió el centro de todo fue ese niño, Killua. Cuando Gon estaba deteniendo el balón concentró todo su Ken en sus manos. Intrépidamente, dominó el balón con magnífico poder mental y concentración. Al instante del impacto, Hisoka usó su habilidad para contener el balón y prevenir que Gon desperdiciara su aura. Si no tuviera la habilidad de rebotar sus poderes instantáneamente, el balón los habría impulsado mucho más atrás. ¡Y Killua! Entre los dos, jugó el rol de ser el amortiguador, además los ayudó moviendo sus auras ofensiva y defensiva. Pero si el aura de Killua fuera débil, él no podría haber jugado el rol de amortiguador y todos habrían sido dañados por el ataque. Al contrario, si no hubiera tenido suficiente aura en sus piernas no habría sido capaz de equilibrarlos y habría causado que los tres volaran fuera de la cancha. Dividió su poder ofensivo y defensivo a través de todo su cuerpo, ¡Sin duda, hubo un margen de error menor al 1%! En las peleas Nen, el aura ofensiva y defensiva influyen en la batalla tanto como la mejor técnica. No hay otra técnica que requiera tanta experiencia y sensibilidad. Aunque él tiene poca experiencia, por su sensibilidad, Killua fue capaz de superar este obstáculo espléndidamente’

Biscuit: ‘Qué talento más aterrador. Probablemente yo alcancé ese nivel a los 20 años de edad’ – piensa mientras mira a Killua.

Reiza: ‘Podría continuar mis ataques hasta que se fatiguen, pero eso es cansador. Debo... ¡Derrotarlos antes que se unan! La oportunidad estará justo después de su ataque. En ese instante, no tendrán tiempo para unirse. El tiro de Gon sin duda tiene un poder inmenso, pero ahora sólo yo soy capaz de recibirlo sin ser arrojado. ¡Los derrotaré uno por uno!’

Gon le ha dado el balón a Killua, él se prepara para golpear el balón una vez más.

Gon: Más... Poder. ¡Más! – Gon incrementa su aura aún más que la última vez.

Reiza: ¿Ese último ataque no era su máximo poder?. Monstruo. Ging... Sé feliz ¡Él es sin duda, tú hijo!

 

Gon: Killua, voy a atacar ahora.

Killua: ¡Por supuesto! ¡Si te retractas, te pateo el trasero!

Gon concentra esa gran aura en su puño – ¡Primero es piedra! ¡Jan-Ken-Piedra! – el balón se dirige a Reiza.

Reiza: ‘Puedo detenerlo. Aún así, el poder del balón me impulsará fuera de la cancha, ¡Pero no hay otra opción! ¡No debo esquivarlo! ¡Ven!’ – Reiza enciende su aura y se prepara para recibir el balón

Hombre rubio: ¿Va a recibir de nuevo?

Hombre negro: ¡Tonto! ¡Hisoka lo atrapará!

Reiza: ¿Es así? ¡Eso depende de la dirección del recibo! – el balón es recibido por Reiza y es lanzado de vuelta hacia Gon.

Tsezugera: ¡Gon, esquívalo! ¡Aún puedes ganar de esa forma!

Reiza: ‘¡No, no lo va a esquivar! ¡Esa no es la forma en la que quiere ganar!’

El balón se dirige a Gon y él no se mueve. Su cuerpo empieza a irse hacia delante y finalmente cae al suelo. El balón pasa justo encima de él.

Reiza: ¿Se desmayó?

Tsezugera: Usó toda esa aura. Obviamente gastó todo su poder. Ahora puedes estar orgulloso. Es tu victoria, Gon.

Hisoka: Aún no – se prepara a recibir el balón usando su Caucho Bungee.

Tsezugera: ¿Po... Por qué tú...?

Hisoka: Derrotarlo completamente, ¿cierto? ¿Gon? – recibe el balón entre una malla de Caucho Bungee entre sus manos. El balón casi sale de la cancha debido al poder del tiro, pero Hisoka logra controlarlo y lo manda de vuelta a Reiza.

Tsezugera: Un rebote de goma.

Bally: ¡Oh! ¡Lo envió de vuelta otra vez!

Reiza: ‘¡Interesante!... Un peloteo continuo’ – Reiza está en pose de recibo - ‘¿Quién ganará?’ – recibe el balón y trata de mandarlo de vuelta, pero este no se despega de sus manos.

Hisoka: ¡El balón no vendrá tan fácil! El Caucho Bungee tiene las cualidades de un chicle y de una goma.

El balón fue lanzado con Caucho Bungee y quedó pegado en las manos de Reiza. Este empieza a ser impulsado hacia atrás y debido a la fuerza del tiro, le es imposible detenerlo y es arrastrado fuera de la cancha, perdiendo el juego.

 

Árbitro: ¡El jugador Reiza, por sostener el balón mientras está fuera de la cancha, ha cometido una falta y queda fuera! De esta forma, ¡El equipo de Gon es el campeón!

 

Gon despierta en medio de la cancha.

Hisoka: Parece que mis dedos se rompieron.

Fuera de la cancha, Bally y los otros dos celebran la victoria.

Gon: Pero, ¿Qué pasó al final?

Reiza: Perdí completamente.

Gon se pone de pie – Ya veo. Hisoka lo acabó.

Killua: Demonios. Al final, tú te llevaste toda la gloria – le dice a Hisoka.

Hisoka: Como todos trabajamos juntos, es la victoria de todos.

Gon: Por alguna razón, esas palabras no van contigo.

Reiza: Perdí – se dirige donde  Gon – Como prometí, nos iremos del pueblo.

Gon: Oh... Sí.

Killua: Así es el juego.

Reiza: Antes de eso, contestaré todas tus preguntas sobre Ging. Para cuando vinieras me dijo que no fuera frágil contigo.

Gon: ¿Ging lo dijo?

Reiza: Sí.

Gon: Oye, ¿Dónde está Ging? ¿Está en este juego?

Reiza: Vayamos a hablar por allá.

Gon: De acuerdo.

Gon y Reiza se alejan de todos para hablar en privado. Biscuit se acerca a Killua y le toma las manos.

Biscuit: Déjame verlas. ¡Vaya, eres tan imprudente!

Killua: Ouch – dice, con cara de dolor.

Biscuit: ¡Tus dos manos son un desastre! Si esto fuera a peor, podrían no curarse más – Killua mira a Gon y Reiza - ¡Oye! ¿Estás escuchando?

 

Reiza: Para hacer una larga historia corta, Ging no está aquí. No sé dónde está.

Gon: Ya veo – decepcionado – Bueno, es lo que pensé.

Reiza: Pero si estás interesado en historias pasadas, te las puedo contar.

Gon: ¡Sí, por favor!

Reiza: Hace un rato, te dije que Bopobo y sus amigos eran condenados a muerte.

Gon: Oh, sí.

Reiza: Para serte franco. Yo también tengo condena de muerte. He matado tantas veces como Bopobo. Fui capturado por Ging, fui a prisión, fui condenado, contratado por Ging y vine aquí.

Gon: ¿Ging lo hizo?

Reiza: En el proceso, “Si hay incluso una sola persona que cree en ti, puedes ser salvado”. Ging me enseñó eso. – se pone a recordar...

 

 

Se ve un Reiza más joven, más delgado y con el pelo pintado, hablando con Ging. Ambos están sobre unas rocas en una playa.

Ging: Un día, mi hijo vendrá aquí, a la Isla de la Ambición. No seas frágil con él, ¡Patéale el trasero!

Reiza: ¿Eso significa que puedo matarlo?

Ging: No lo subestimes. Después de todo es mi chico – le da una palmada en el hombro - Bueno, cuento contigo, Reiza.

 

 

Reiza se toca el hombro, justo donde Ging lo tocó.

Reiza: Al principio pensé que tu padre estaba loco. Con un prisionero frente a él, habló del juego que creó por horas, cómo un niño y luego, me di cuenta que contrató a un prisionero para pelear contra su propio hijo – vuelve a recordar...

 

 

Reiza recuerda su infancia. El maltrato, la pobreza, el que nadie confiara en él. Palabras como: “Escoria”, “Basura”, “Idiota”, eran comunes en su vida. Y luego a Ging diciéndole: “Cuento contigo, Reiza”.

 

 

Reiza: Sí, me sentí como si fuera la primera vez en mi vida que alguien me llamara por mi propio nombre. Y te envidié. Cómo Ging confiaba en tus poderes y me permitió pelear contra ti. Yo también confié en tus poderes, por eso es que golpeé el balón con toda mi fuerza.

Gon asiente – Pero si los demás no hubieran estado aquí, tal vez nunca te habría vencido.

Reiza: Sí, fue un gran ejemplo de trabajo en equipo.

Gon camina hacia los otros.

Reiza: ¡Gon! – Gon se detiene – Encuentra a Ging.

Gon: ¡Sí!

 

 

Esa misma noche, el grupo de Gon y Tsezugera van a buscar a la mujer que les habló del Mini Litoral en el pueblo, la única persona que lo hizo. Todos están mirando el mar. La mujer está en una ventana. El Faro está alumbrando el mar de noche.

Mujer: Al final de esta luz que brilla debajo de la superficie del océano, está la cueva subterránea – los demás están unos metros detrás de ella, escuchando – Pero, en realidad no hay tal cosa como un tesoro. Lamento haberlos engañado. Como es una cueva sagrada, sólo pocos pescadores conocen el lugar – en el horizonte comienza a salir el sol – Así que leyendas como la del tesoro abundan. Por supuesto, le dije eso a Reiza y su equipo, pero no me creyeron. Pensé en decirle a Reiza donde está, pero él habría pensado que le estaría mintiendo.

Gon: ¿Así que no le dijiste a Reiza acerca del Palacio de Poseidón?

Mujer: Por supuesto que no, porque es un lugar sagrado. “Las personas que dependen del océano no pueden profanarlo”. Quién decía eso era asesinado.

Killua: ¡Oye, esta es sólo una leyenda dentro del juego! – le dice a Gon.

Mujer: ¡Finalmente puedo ver el océano desde aquí otra vez! El sol levantándose, los botes regresando de sus pescas, el agua cambiando en diferentes colores. Para mí, esta escena es mi tesoro – la mujer se transforma en carta.

Gon: ¡Muy bien! ¡Obtuvimos el Mini Litoral!

Killua: Vamos a clonarla y hacer tres cartas.

Goreinu: Esas copias estarán bien para nosotros.

Tsezugera: Sí, uds merecen tener la copia original.

Hisoka se despide – Nos vemos.

Gon: Hisoka, ¿Realmente no quieres nada?

Hisoka: No, fue muy divertido... Ahora, me voy.

Killua: ¿Quieres venir con nosotros? – ‘Estoy preocupado por los movimientos de La Araña’

Hisoka: Uds aún buscan cartas, ¿cierto? No tengo interés en eso. Pero si algo sucede, por favor, háganmelo saber. Volveré usando Acompañar o Fuerza Magnética – se va bajando las escaleras.

Killua mira tranquilo como se va Hisoka, pero algo viene a su mente - ¡Ah! Ese bastardo mentiroso.

Gon: ¿Qué... Qué pasa?

Killua: Desde que llegó, no hemos usado Fuerza Magnética, ¿cierto? ¡Sabía de las cartas de hechizo antes de encontrarse con nosotros!. Definitivamente esconde algo.

Biscuit: Killua, hay quienes mienten con algún propósito y quienes mienten sin ninguna razón. Tú y yo somos de los primeros y él es de los últimos. Si piensas mucho, sólo nos confundiremos.

 

 

Todos caminan por un bosque en las afueras de Sofrabi.

Tsezugera: Gon, necesito consultar algo contigo.

Gon: ¿Qué?

Goreinu: Hemos decido hacer equipos.

Tsezugera: ¿Quieres hacer equipo con nosotros también? Anticipo que desde ahora, nuestras únicas batallas serán con el equipo de Gensuru, pero en términos de habilidad en combate, estamos en completa desventaja. Incluso sin nuestras heridas y pérdida de entrenamiento, no podríamos ni acercarnos a ellos. Eso es lo que descubrí cuando me contaron la habilidad del Bombardero. Ha estado usando Nen para matar personas desde el comienzo. Su actitud en la batalla es completamente diferente a la nuestra. Por eso es que... – el libro de Tsezugera aparece y le da un aviso

Voz: Otro jugador ha usado Contacto en ti.

Gensuru: Hace tiempo que no nos vemos, ¿Sabes quien soy?

Todos se asustan.

Tsezugera: ¡Gensuru!

 


Anterior

Siguiente